close
Blog


¿Cómo se calcula la capacidad de almacenamiento de una bodega?

Equipo de redacción recilock

Determinar los espacios que deben ocuparse dentro de una bodega es muy importante a la hora de almacenar la mercancía, hay que tener en cuenta si se están utilizando de manera correcta y concoer su capacidad. 

capacidad almacenamiento bodega

A la hora de medir el funcionamiento de una bodega o almacén es muy importante tener en cuenta que conceptos influyen en su desarrollo. Uno de los principales es evaluar cómo es la capacidad del espacio, si lo que buscas es obtener un óptimo aprovechamiento de los recursos de la organización es fundamental que tengas presente la influencia que estos términos tienen en la logística y los demás procesos productivos de tu negocio.

 

¿Qué es la capacidad de bodega?

 

Este término es uno de los que permite evaluar si el espacio está siendo empleado correctamente o si por el contrario tiene fallas que perjudican el libre flujo de la mercancía o los trabajadores. En otras palabras, hace referencia a la optimización del área de la bodega para ubicar adecuadamente el mobiliario ya sean las estanterías en acero inoxidable o las cajas logísticas plásticas. El objetivo primordial al realizar este proceso es prever cuáles son los requerimientos que se necesitarían en el futuro, por ejemplo, elegir un sitio más grande así en este momento la demanda no sea tan amplia, es una buena decisión de cara al crecimiento de la empresa.

 

Te puede interesar: ¿Cómo debe ser el almacenamiento de alimentos?

 

Con estas consideraciones en mente es más sencillo alcanzar una expansión sostenible de la industria y asimismo elegir soluciones de almacenamiento que respondan adecuadamente al tipo de mercancía, nivel de pedidos, número de operarios,  esquema de trabajo,  entre otros aspectos que tienen gran injerencia en el rendimiento del almacén. A su vez, la capacidad de la bodega influye en el diseño de las instalaciones, pues con base a este resultado es posible calcular cuáles son las dimensiones, el material que ofrece mejor resistencia e incluso la manera adecuada de gestionar la mercancía.

 

¿Cómo calcular la capacidad instalada de una bodega?

 

Para obtener el número exacto debes tener en cuenta dos  parámetros:  superficie y altura máxima. El primer dato lo tienes, por lo general, cuando firmas el contrato de alquiler o venta, pero recuerda restar los espacios que no están destinados a almacenar mercancías, es decir, los baños, vestuarios y oficinas no entran dentro de este cálculo. Con respecto al segundo término, es importante que tomes la medida del alto que tiene la bodega sin tener en cuenta elementos como la iluminación o los sistemas de ventilación.

 

Luego de que has recopilado la información debes aplicar la siguiente fórmula: 

 

Capacidad de almacenaje = (superficie de la bodega - zonas no dedicadas al almacenaje) x altura máxima de almacenaje

 

A partir de este resultado puedes comparar las dimensiones de tu mobiliario y entender si el espacio de almacenamiento utilizado es el adecuado o no, teniendo como base la superficie del lugar. Con un vistazo puedes evaluar si las repisas metálicas o los demás mobiliarios que uses para almacenar tus objetos están cubriendo la altura máxima o si por el contrario hay un espacio vacío que se está desaprovechando.

 

¿Cómo aumentar la capacidad de un almacén?

 

Precisamente, a partir del último punto que tratamos anteriormente, es cómo puedes estructurar un crecimiento sostenido de la bodega. Para almacenar más mercancías es fundamental cubrir las dimensiones del espacio procurando, por supuesto, destinar sitios para el tránsito del personal, la movilización de las mercancías y el traslado a otras áreas de la industria. Una forma de garantizar el éxito en este aspecto es intentar elegir mobiliario que no tenga grandes dimensiones sino que por el contrario cuente con una estructura que facilite el desarrollo de las labores diarias.

 

Recuerda que elegir el sistema de almacenaje correcto depende mucho de los productos que se guardan en la bodega. No es lo mismo escoger estanterías para líquidos, donde es importante procurar un agarre o sostenimiento adecuado para que no se derramen, que elegir mobiliario para mercancías de partículas pequeñas que tienen el riesgo de esparcirse por el suelo. 

 

Las normas de logística y almacenamiento son conceptos fundamentales para alcanzar el mejor rendimiento. En este sentido, Recilock se ha especializado en ofrecer las soluciones que tu sector busca a la hora de guardar y organizar productos. Conoce nuestro portafolio navegando en el sitio web, allí podrás encontrar mini rack, gabinetes metálicos, estanterías, entre otras soluciones para mejorar el desempeño de tu organización y mantener niveles favorables de productividad. ¿Tienes alguna duda? No dudes en escribirnos al +56 9 39541064, nuestro equipo está listo para resolver todas tus inquietudes.