close
Blog


Errores comunes que cometen las personas al usar los lockers

Equipo de redacción recilock

La zona de lockers en las empresas es un lugar de mucha importancia para empleados y visitantes, ya que es donde se dejan pertenencias con la idea de que estarán seguras. 

Los grandes beneficios de tener casilleros en las empresas, colegios, gimnasios y diferentes instituciones se pueden perder si se hace un mal uso de ellos. Incluso puede llevar a que estos espacios de almacenamiento se conviertan en un dolor de cabeza para los administradores del espacio.

 

Los lockers son una opción segura para el almacenamiento de las pertenencias, pero como en algunos lugares se trata de unidades comunes o compartidas, el desorden, la suciedad y la inseguridad pueden aparecer. Esto generalmente se debe a la falta de normas o instrucciones para el correcto uso de los lockers plásticos. Es por ello que en una entrada anterior te recomendamos crear un reglamento para su uso.

 

Siendo así, hay algunos errores que se cometen con frecuencia cuando los casilleros son de uso común o cuando se encuentran ubicados en espacios como la sala de descanso, los pasillos o sitios públicos y abiertos a la circulación de muchas personas.

 

En esta ocasión te presentamos una lista con los errores más comunes para que los puedas evitar en tus instalaciones.

Errores en el uso de lockers

• No contar con seguridad en el cuarto o espacio de los lockers

 

Tus empleados, clientes o visitantes confían en que los casilleros donde están dejando sus pertenencias pueden ofrecerles una seguridad mínima ante pérdidas, robos o daños. Pero si no cuentas con las normas más básicas de seguridad, como un candado y un sistema de administración de las llaves no puedes retribuir esa confianza que te entregan.

 

Esto no solo puede conllevar a robos o pérdidas de pertenencias, sino a problemas serios con los usuarios. Incluso a afectar la imagen de tu empresa. Imagina que llegas a una empresa, te indican que dejes tus cosas en un casillero y cuando sales ya no está todo lo que guardaste, ¿cuál sería tu percepción de la empresa? Seguramente negativa.

 

Es por ello que debes mejorar las medidas de seguridad que tengas en el lugar, para hacer de este un espacio seguro.

 

• No ser claro sobre las reglas de uso del espacio

 

Las normas para el cuarto de casilleros y el uso de las unidades no puede dar espacio a dudas, por ello, es necesario que estas sean indicadas cada vez que se le asigna un lockers a un nuevo usuario. Además, para garantizar que todos las conozcan, no está de más que estén escritas en un póster en el cuarto.

 

• Ubicar los lockers en áreas muy apartadas, ni concurridas

 

Puede ser muy incómodo cuando los usuarios están utilizando, guardando o desocupando sus casilleros y se convierten en obstáculos en el camino de todas las personas que transitan por el lugar. Es por ello que no debería estar ubicados en pasillos, plazoletas o puertas de entrada o salida.

 

Por otro lado, si los colocas en una habitación o salón apartado, puede convertirse en una oportunidad para la inseguridad, especialmente si no tienes cámaras en el lugar. En este sentido, es importante buscar la ubicación más estratégica para los casilleros para evitar el riesgo de robo o de perturbación de la circulación.

 

• Elegir el lugar equivocado para guardar las llaves

 

Es muy probable que no lleves todas las llaves de los casilleros metálicos siempre contigo, sino que dispongas de un espacio para almacenarlas. Pero hay muchos propietarios de empresas que cometen el error de dejar sus llaves en un lugar al que cualquiera puede acceder. Cuando se dejan a un fácil acceso son muy fáciles de robar.

 

Para evitar este problema, guarda las llaves de los lockers en un lugar al que nadie tenga acceso, solo la persona responsable de administrarlas.

 

• No estar al tanto de la limpieza

 

Las bacterias e infecciones son problemas comunes en los espacios compartidos, como los casilleros, pero pueden ser eliminadas mediante la desinfección y la limpieza constante. Es importante contar con un protocolo para el lugar (especialmente en una época post-covid). Además, es recomendable que dentro de las normas de uso se incluyan algunas directrices con este fin.

 

Pues bien, ahora que ya conoces los errores que debes evitar en tus lockers o cuando vayas a implementarlos en tu empresa o institución, elige los mejores para que te duren por mucho tiempo. Para ello, conoce el catálogo que tenemos en Recilock y haz tu pedido.